[00] Blender – Espacio de trabajo

En esta entrada asumiremos que es nuestro primer día en Blender, por lo que lo explicaremos brevemente por encima.

Nada más arrancar el programa veremos esto:

La ventana que aparece en medio nos servirá, más adelante, para abrir archivos recientes. De momento no nos interesa, así que hacemos click fuera de ella y pasaremos a ver esta imagen:

El espacio de trabajo

Como podemos ver, el programa se divide en distintas ventanas, cada una con su función. Las que vienen por defecto son:

16

Info (arriba): Información general del archivo, objeto, etc.
3d View (centro): La ventana en la que nos hemos movido hasta ahora. Sirve para ver los objetos, transformarlos y modelar.
Outliner (arriba derecha): Nos ofrece una visión general de los objetos del escenario.
Properties (debajo de Outliner): Propiedades en general, tanto del objeto como de los materiales, escena, entorno, etc.
Timeline (abajo): Línea Temporal. En diseño no se utiliza casi, pues está pensada para animaciones. De manera que vamos a aprovechar para aprender a personalizarnos nuestro espacio de trabajo.

Como podemos observar, todas las ventanas tienen, en una esquina, un pequeño dibujo que indica su función. Pulsaremos en el de Timeline para desplegar la lista con las distintas opciones y elegimos, por ejemplo, Node editor, que nos servirá para trabajar los materiales.

Selección de Node Editor
Selección de Node Editor

En lo que respecta a la ventana 3d View, ésta dispone de dos paneles desplegables con herramientas. Para esconderlos, arrastraremos su borde y los empequeñeceremos hasta que desaparezcan.
Si están escondidos, veremos un pequeño “+” en las esquinas que podemos pulsar para desplegarlos.

Paneles desplegados
Paneles desplegados
Paneles plegados

Del mismo modo, las diferentes ventanas del espacio de trabajo son totalmente configurables a nuestro gusto. Podemos arrastrar sus bordes para cambiar sus proporciones.

Para subdividir una ventana y crear otra nueva, hacemos en las tres líneas inclinadas que hay en las esquinas de la ventana y arrastramos.

Son muy pequeñitas, pero fáciles de ver
Son muy pequeñitas, pero fáciles de ver

Esto lo podemos usar, por ejemplo, para tener varias vistas de nuestro modelo. (La siguiente entrada la dedicaremos a cómo mostrar las diferentes vistas).

22

Y, si queremos juntar dos ventanas, hacemos click con el botón derecho del ratón en la línea que las divide (justo cuando el cursor cambia de forma) y pulsamos Join Area.

23

Y elegimos la ventana que queramos eliminar.

24

Seleccionar el motor de render

El último aspecto importante del que hablaremos hoy es el motor de render, que es el software que generará la representación realista de nuestro escenario una vez lo hayamos terminado.
Blender nos ofrece escoger entre Blender Internal (Blender Render) y Cycles. Otras opciones que podemos descargar para investigar son LuxRender o YafaRay pero, de momento, en este blog hablaremos de Cycles.
Puede que B.I. sea más adecuado para empezar con los renders y tener claros algunos conceptos básicos. No obstante, para trabajar materiales y luces, Cycles termina siendo más adecuado, pues resulta más sencillo conseguir escenas realistas, así que trabajaremos directamente con él.
En la pestaña de la ventana Info podemos seleccionar el motor que queramos, en este caso Cycles Render:

25

Para finalizar

Por último, cuando tengamos una configuración que nos guste y se amolde a nuestra manera de trabajar, seleccionaremos la opción Save as Start File dentro del menú File.
De este modo, se guardará el archivo tal cual lo vemos ahora para que se abra por defecto cuando creemos uno nuevo.

26

Esto no hace falta que lo hagamos ahora si somos novatos, pues cada uno tiene su manera de trabajar. No obstante, es bueno saber que esta opción existe, pues nos será útil en el futuro.
Si en algún momento queremos recuperar la configuración y escena por defecto, hacemos click en la opción que está justo debajo: Load Factory Settings.

En este mismo menú veréis que también están las opciones Save y Save As, para guardar nuestros archivos.

Y, de momento, eso es todo. En la próxima entrada empezaremos a orientarnos en la ventana 3d View y, a partir de ahí ya podremos trabajar con el modo objeto 😉

Autor: Teresa_A

Autodidacta de Blender desde hace ya ocho años. He creado este blog para recopilar todo lo que he ido aprendiendo con el tiempo y darlo a conocer entre los diseñadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *